Por el aumento de vocaciones y la fidelidad de las que estamos.
Por las necesidades y proyectos de la Congregación